Generaciones


Alguien me preguntó hace unos días:

-¿tú perdonarías una infidelidad?.

No esperas recibir una pregunta así a bocajarro, tampoco la esperas de una persona que no comparte nada en tu vida y de la que apenas conoces algo más que el horario que tienes en la oficina. Quizá por eso fué más interesante contestarla.

Había entre esa persona y yo, casi una generación de distancia. Quizá no tanto, Para que fuera mi hijo yo tendría que haber sido padre demasiado temprano para mi gusto. Pero si había una galaxia de distancia entre su forma de pensar y la mía.

Expresó muy claramente que no compartía mi respuesta, es más, que le parecía inconcebible. Aquí el que la hace la paga, me dijo, y no cabe duda de que sus planteamientos eran contundentes y resolutivos.

Sólo me atreví a decirle que en los próximos quince años de vida le iban a suceder muchas cosas. Que, si hasta ahora había crecido, ahora empezaría a madurar, y lo que viera y viviera en este tiempo terminarían de dar forma, cuando no revolucionarían, sus pensamientos, sus sentimientos y sus decisiones.

No quise entrar en muchos detalles. Prefería que descubriera por si mismo todo lo que, muchos ya hemos tenido la ¿suerte? ¿desgracia? de vivir.

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s