La vida igual del año nuevo


Desde siempre, el segundo día del año, ha sido para mí, el primer día del año.
El día uno se pasa lento y pesado entre saltos de esquí y conciertos de año nuevo, resacas y aspirinas y tardes de cine para no pedirle mucho al estómago revuelto y a la cabeza explotando.
El día dos vuelvo a salir a la calle para encontrarme, de nuevo, la ciudad bulliciosa que ha recuperado la tarjeta de crédito y la ha lanzado directamente al buzón de los Reyes Magos que ¡a ver si se atragantan!. La carrera consumista sólo se tomó un par de días de descanso. Y yo no me atrevo a abrir la cuenta bancaria para volver a darme cuenta de que, a pesar de todas mis encomiendas de austeridad, he vuelto a empeñarme para los próximos seis meses.
Otra vez Año nuevo que comienza igual. la vida nueva deberá esperar unos días.

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s