Renovarse


Cuantas veces prometemos lo que en un
momento sentimos, sin haber aprendido que la eternidad dura justo el instante en
que la deseamos. Nunca hay un hasta aquí, un ya no más. Nunca cejamos en el
empeño de desear algo nuevo, de no caer en la complacencia, de ampliar deseos y
conocimientos.
Decía
Manuel Machado:
 
“Hijo, para descansar,
es
necesario dormir,
no pensar,
no sentir,
no soñar…
 

Madre, para descansar,

morir”

Nadie
quiere huir de si mismo, pero si encontrar a áquel que es cada día, el bebé
nuevo que nace cada mañana del anciano que se acuesta dormir cada
noche.

Y en ocasiones, permanecer mucho
tiempo en un lugar hace que terminemos creyendo que somos lo que otros ven en
nosotros

 

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s