embarazo


Ella trabaja en una empresa cualquiera, en un puesto cualquiera con una responsabilidad cualquiera. Al fin y al cabo, es una buena y eficiente trabajadora en quienes todos confiamos, al fin y al cabo era una mujer más trabajando en una empresa fría y sin sentimentalismos

Su primer pecado fué volverse a quedar embarazada, Su segundo pecado, contarlo en la empresa.

Una mañana la llamaron al despacho de dirección. Su puesto de responsabilidad iba a ser cambiado por otro de atención al público. Un chico, un hombre, con menos experiencia y menos capacidad ocuparía su lugar. Ella trabajaría a patir de ahora en el puesto que ocupaba el hombre.

Así de sencillo, así de simple, asi de injusto. ¿la excusa? Había que ser prácticos. ¿y si manchaba al tercer mes de embarazo? ¿y si el médico le mandaba reposo? ¿y si sufría mareos o indisposiciones que la obligaran a no acudir en algún momento al trabajo? ¿y si el parto era prematuro? ¿y si los pajarillos cantan? ¿y si las nubes se levantan?

La injusticia es fácil de vivir cuando nos la cuentan en televisión mientras sorbemos la sopa caliente que nos restituye el ánimo. Pero vivir la injusticia con nombres y apellidos con ojos de asombro y mueca de decepción….. eso se hace muy duro. Y saber que la ley te protege pero el día de la empresa te condena, que puedes ganar en el juzgado y perder tu trabajo, que este es el mundo en el que nos está tocando vivir, es algo que te enerva y te despedaza.

Los principios están para hacerlos servir cuando las ocasiones lo requieren, pero, mirándola a ella a los ojos, a veces, sólo puedes decir que más cornás da el hambre

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Un comentario en “embarazo”

  1. Más cornás dá el hambre, estoy de acuerdo. Conocí a alguien que no cometió esos pecados hasta que su embarazo fue evidente, y sabiéndose despedida, antes de finalizar un contrato de nueve meses decidió negociar ser sustituída y su propio despido a los séis para poder cobrar el desempleo. Teniendo en cuenta que no habían más ingresos en su casa que los de ella, que era su primera hija después de cinco años de casada y que la crisis de aquel momento no daba muchas esperanzas, a mí me pareció una buena solución. Claro que de eso se cumplirán 26 BONITOS años el mes que viene. ¡Cuánto hemos avanzado desde entonces! ¿verdad? Sin embargo hay varias cosas buenas en todo esto, la SOLIDARIDAD que mostráis y que hace que la iluisón de ELLA se renueve cada día y lo poco que importa la escalada profesional cuando se es capaz de DAR VIDA. ¡Mi ENHORABUENA por TU GRAN SENSIBILIDAD!
    P.D. Me ha gustado tu vídeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s