tigre


imagina un tigre

que no tiene prisa

sentado en su lugar favorito

mirando indolente

bostezando al paso del tiempo

hasta que  levanta las orejas

fija la mirada en lo que quiere

se levanta lentamente

camina agazapado,

lento

silencioso

eligiendo el camino

para que el viento no lo delate

para que su olor no traspase

sus pasos no se oyen

su color lo camufla

no se ven sus intenciones

siempre a la distancia justa

calculada para no fallar

para el atinado zarpazo

para la certera dentellada

Nada se mueve sin que él lo sepa

nada ocurre si no lo permite.

Y si no lo sabe, lo descubre

y si no lo permite, lo corrige

Él es la jungla

 

 

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse