maravilla


Caminaron por la alcazaba como hicieron otras tantas ocasiones

Pero esta vez era de noche.

Los Nazaríes habían huído hacía siglos

Las piedras, les susurraron cuándo, habían sido derribadas y cuándo vueltas a levantar

Los ejércitos invasores ahora formaban grupos mientras su general levantaba la mano para que siguieran su discurso

Las luces se reflejaban en el estanque, atacando el ángulo perfecto, reflejando magia y eternidad

El lugar estaba lleno de cámaras fotográficas

Se movían, las cámaras, no el lugar

Alguien tomó su mano y susurró….

La maravilla no es esto, la maravilla es esto contigo

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s