Te puedo asegurar que no soy feliz


En este pausado periodo de vacaciones, aprovecho el tiempo para recuperar viejos hilos de conversación que se quedaron varados en el transcurso del maremagnum de la vida. Es el caso de un excompañero de trabajo con el que compartí pocos tiempo y al que, mi contumaz estado de observación, lo fijó el primer día como persona interesante y de mucho seguirle el rastro, no tanto por su inteligencia y su saber hacer, como por ser una de esas mentes impulsivas que piensa, en muchas ocasiones, dos segundos después de haber patinado fuera de los límites. Un joven bien preparado con mucha inteligencia para formarse y poca para aprovechar las oportunidades.

Le respondí a su último correo contándole de mí y preguntándo por él. Su respuesta y mi sorpresa son estas

 

En mi caso, lo de Giménez Ganga en Sax salió bastante mal, y estuve buscando empleo hasta que me contestaron de una oferta que lancé en Madrid. Una, única. Y me cogieron 🙂
Te puedo asegurar que no soy feliz. Pero también que si me quejara sería porque soy un completo gilipollas. Y tú bien sabes que no lo soy.
Me compré mi ansiado BMW. Vivo solo, me valoran (mucho) en el trabajo. Mi horario es genial. La empresa me paga la formación y además, me permite (me insta) a viajar por las plantas de otros países para comparar conocimientos y resultados. Los jefes son jefes, no caciques, y los compañeros, pues como en todas partes, con unos mejor que con otros, pero en general, cordialidad como mínimo, absoluta. Nada de gritos, nada de faltas de respeto, nada de prepotencia. En cuanto a las tecnologías, las punteras, sin límites para los recursos y en mejora contínua. En cuanto al negocio: hacemos el pan de McDonald’s, ¿Crees que hemos dado pérdidas este año o ganancias?.
Es otro mundo. Lejos de mi gente, mi playa y lo que conozco o lo que me es familiar, pero es otro mundo, y eso hay que reconocérselo: esto no es aquello, ni se parece, ni quieren que se parezca.
Para ser perfecto, me debería de gustar. Simplemente.

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s