Imperfección


Hace no mucho tiempo, pude ver un corte vídeo en el que se hablaba de la imperfección. Suele ser común un argumentario contrario a la búsqueda de la perfección que tiene, básicamente dos puntos:

  • La perfección no existe

  • La imperfección es un estado natural que nos permite el acceso a la felicidad basada en que dos o más cosas imperfectas, si son las adecuadas, alcanzan la perfección.

Estoy completamente de acuerdo con la primera. Y no únicamente desde los aspectos subjetivos que gobiernan el mundo de los seres humanos, más como personas que como seres vivos, si no también desde el punto de vista inamovible de la argumenteción objetiva y científica. Principios como el de incertidumbre de Heisenberg o teoremas como el de la incompletitud de Godel, lo demuestran con contundencia.

Pero si algo curioso nos enseñan en matemáticas, es que el hecho de no poder alcanzar un cierto punto, no hace de ninguna manera imposible, acercarse a él tanto como uno pueda, quiera o sea capaz. Lo llamamos límite y, básicamente es un punto inalcanzable al que nos podemos acercar infinitamente.

Estando de acuerdo en la imposibilidad de la perfección, he apostado fuerte en todas las ocasiones por la búsqueda de aquello que acercara a unos objetivos. Puede que así no se alcance el 100%, pero nos asegurará el esfuerzo de subir mucho más del 50% en el que nos posicionamos. Seguramente existen muchas formas de vivir la vida, y el conformismo sea una de ellas, la más cómoda por definición. ¿por qué luchar por algo que no voy a conseguir? ¿por qué ir tan lejos si no alcanzaré nunca el destino deseado?

Y entonces aplicamos el segundo criterio. El que yo llamaría “de la anestesia”. No es necesario buscar, no es necesario intentar alcanzar nuestros objetivos. La vida, por si misma, nos lo solucionará. Porque, por algún extraño hechizo, nos acercará a nuestra imperfección otra de características tales, que, conjuntamente, encontrarán un camino, directo y sin escalas a la perfección.

Si acudo al segundo principio de la termodinámica, me enseñaron en el colegio que: “el estado de desorden resultante de la unión de dos o más sistema, es igual o mayor, que el resultado de sumar el estado de desorden de todos los sistemas antes de la unión” Es decir. el resultado de la unión de dos imperfecciones es mayor que el de las dos imperfecciones por separado.

Lo cual no quiere decir que no sea un estado de vida aceptable, quiere decir que si eres el 50% perfecto y el otro es el 50 % perfecto, juntos, puede que seais tan sólo el 40% perfectos (nunca el 60%) dado que a las imperfecciones individuales, que no se solucionarán, añadiremos las que habrá en conjunto.

Un apaño siempre puede ser, aumentar el grado de aguante. o el de nivel de soporte de la infelicidad. Cada quién, es libre de elegir el camino.

Lo que no podemos entonces es criticar a Paulo Coelho y a aquellos que, cada amanecer se visten con sus etiquetas para afrontar su propia incapacidad de lucha.

 

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

3 comentarios en “Imperfección”

  1. En determinados momentos, para los inconformistas, ¿No es un buen porcentaje, llamémoslo “perfecto”, el 60%, 70% etc…cuando no se sabe donde está el “límite”, el 100% y si se alcanzará?
    Interesante.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s