Feliz cumpleaños


Corría el lejano año 2005. Creo recordar que sería el mes de Octubre cuando uno de aquellos grupos de singles tan usuales desde entonces organizaba una cena grupal. No es que yo fuera un habitual de aquello, pero por aquel entonces mi follamiga era alguien muy cercana a uno de esos grupos. Decidimos acudir casi como mi presentación oficial como su proyecto de chico. Una manera como otra de alardear de que ya no estaba sola, para ella, y de curiosear en los mundos de las relaciones humanas siempre tan “entretenidos” para mí.

La disposición de la mesa era de una larga fila en la que unos y otros nos sentábamos en dos filas enfrentadas. Esa situación te coloca como exclusivos contertulios a los que están inmediatamente a los lados o exactamente enfrente. Una cuestión de suerte el que te toque alguien interesante o un peñazo que te haga aborrecer la cena casi en los entrantes.

Yo tuve suerte.

Ella se sentó enfrente de mí. Y si digo ella no es la amiga con quien acudí a la cena y que estaba sentada a mi izquierda, si no una mujer morena de cara redonda y permanentemente sonriente con la que fue muy fácil conectar.

Recuerdo que estuvimos conversando toda la noche sin preocuparnos de los demás. Tanto, que nos olvidamos de quienes nos habían acompañado. Hasta que, con cierta lógica, alguien se enfadó y reclamó sus poderes. Ella entonces, siempre como una señora, se retiró de la noche.

Nos costó varios días volver a encontrarnos. Corría entonces el mes de Noviembre y empezamos a vernos para conversar, para tomar una copa, para salir. En aquel momento no fui consciente de que había encontrado una llave para la puerta de mi calabozo. Ella fue la primera llave.

Creo que fue la primera persona en mi vida, y ya corrían largos años por mis piernas, que supo entrar en el laberinto y no tuvo miedo a recorrerlo. Quizá eso también me hizo abrir las compuertas levemente. También fue ella la que descubrió qué sucedía cuando mis labios “desaparecían”. La primera que me hizo recostar en un regazo y conversar mientras acariciaba mi cabeza. Quién me reveló que alguien podía buscarme cuando me escondía. Quien me mostró que podía esperarme cuando me hundía en los silencios y me desvanecía en la invisibilidad.

Me conoció como nadie hasta entonces lo hizo. Me hizo descubrir que podía querer y dejarme querer. Me enseñó un camino en el que yo no creía aunque lo deseara. Fue quien lo empezó todo.

Recuerdo una habitación, una cama, una silla, una mesa y un ordenador. Recuerdo la escena de una mujer frente a una pantalla y un dibujo retrato de la misma mujer. Me recuerdo escribiendo un relato que hoy he buscado y no he encontrado, pero prometo rescatar y que hablaba sobre unos ojos.

A menudo he relacionado mi vida en unos pocos hitos. Cada uno de ellos ha tenido un nombre propio . Quien me ha escuchado relatarlos conocerá de memoria esos nombres y mis historias de crecimiento y de superación. Pero creo que siempre he cometido una injusticia con quien fue la primera. Sieempre ha sido un poco mi secreto mejor guardado. Y sobre todo, creo que nunca se lo dije aunque estoy convencido de que ella lo ha sabido siempre.

La vida luego nos separó. Mentira. Fui yo quien me fui alejando. Las razones quedaron en el olvido. Pudieron haberse resuelto, pero al historia, al final, no se puede cambiar.

Y hoy es su cumpleaños. Cumple tantos como yo cumplí hace casi un año. Es una cincuentona apetecible (creo recordar que le decía esta mañana). Hace tiempo que cimentó la filosofía de su vida. Decidió que nada ni nadie le apartaría de ser feliz. Yo no sé si lo ha conseguido. Lo que sí sé es que lo merece.

Y hoy es su cumpleaños. Y yo no sabía bien que podía regalarle después de tantos años.

Gracias Santi

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

1 comentario en “Feliz cumpleaños”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s