Miércoles, semana 48, año 2013


 

Despierto con el tiempo extendido ante mí. Pongo café al fuego mientras refresco mi cara y busco el disfraz para el nuevo día. Me siento, tranquilo, con la humeante taza en las manos. Pongo música.

Y al hilo de la canción te veo despertar. Te imagino, desde que abres los ojos y me piensas, sonrío cuando sonríes y léntamente retiras la colcha al frío de la mañana. Te veo caminar hacia la cocina para calentar agua y preparar te. Sé que te sientes tranquila mientras el fuego hace su trabajo. Sé dónde tienes tu pensamiento, y presiento que tus dedos alcanzan lentamente el teléfono para tu saludo de cada día.

Al ritmo de la música sigo todos tus pasos sin que tú me veas, sin que sepas que estoy ahí, sentado, disfrutándote. Me siento bien por una vez siendo invisible.

Esta es la música que gobierna hoy  nuestro lejano desayuno. Y así es como te imagino. Escuchándola con la taza caliente en la mano y la mirada lejana. Sonriendo con satisfacción.

Y a los demás, también mi deseo de buenos días a todos, menos a uno.

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s