Aprender de lo enseñado


“…Las personas que nos dedicamos a contar cosas no podemos evitar que nuestro mensaje se transforme, deforme o mute constantemente. En realidad es normal. Una vez que sueltas cualquier cosa, los demás tienen todo el derecho del mundo a utilizarlo a su antojo. A cortar y pegar hasta encontrar algo que les sirva. Y la utilidad también la eligen ellos. Nunca habría pensado que esa anécdota sería más útil para hacerse el listo en una tertulia de candoroso ligoteo.

Es posible que hace unos años esta experiencia me hubiese contrariado. Hoy casi me parece un halago. Incluso el hecho de que el chico lo cuente para tontear no significa que no utilice también la historia en entonos menos lúdicos. Y puede que al contar el relato la metáfora implícita cale aún más en su inconsciente. Una vez leí algo así como que uno no aprende realmente algo hasta que se lo enseña a otros….”

Ya es todo tuyo. Eduardo Rosser

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s