Cobardes


Nos unen ataduras de pasados y futuros . Nos anudan tiempos e historias,. Amarres que duelen y nos hacen gozar, que nos dan placer y nos aterran. Sogas que atenazan muñecas, y tobillos, voluntades y fuerzas. Que nos abren llagas donde la carne, el dolor y la sangre brotan a borbotones. Nos apegamos a finales imposibles y giros de trescientos sesenta grados. Caminamos de la mano por senderos en las que sólo caben unos pasos.

Y lo peor es que no somos ciegos, ni hemos olvidado las pestilencias o el tacto blanduzco y pegajoso de la podredumbre. No somos mártires ni eremitas con voto de sufrimiento. No somos plañideras llorando dolores ajenos ni enfermeros cuidando el último hálito de un moribundo.

Lo peor es que a sólo somos cobardes. Unos silenciosos, ocultos, tramposos y mentirosos cobardes

20140418-135543.jpg

20140418-135611.jpg

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

1 comentario en “Cobardes”

  1. No es tu sexo lo que en tu sexo busco
    sino ensuciar tu alma:
    desflorar
    con todo el barro de la vida
    lo que aún no ha vivido

    El gran Panero no fue cobarde. Vivamos sabiendo que la perfección no existe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s