Hay tiempos para muchos tiempos, lugares que enmarcan lugares, vidas que llenan vidas.

Pero cuándo todo tiempo, todo lugar y toda vida rebosan las copas y desbordan deseos e imaginaciones, cuándo pisas suelos y techos, cuándo habitas sótanos y áticos, cuando horadas la tierra, y sobrepasas el cielo, es el momento adecuado para decidir que quieres quedarte, que éste es tu tiempo, y tu lugar para vivir.

Y te descubres contemplando, a la luz de una vela, la azul mirada de quién te brinda la oportunidad de firmar un contrato de permanencia.

Feliz, intenso, completo y fuerte

Es lo que sientes, es lo que vives, es lo que sueñas.

 

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s