miércoles, semana 37, año 2014


No sirven los sueños cuando se trata de amar. Los efluvios no alimentan, las gasas no calientan la piel ni las coloreadas bombillas del los soportales nos prestan la luz suficiente para caminar. No vivimos de los aromas de los perfumes de las flores del jardín ni encontramos refugio de los rayos que nos queman la piel en las tranquilas aguas que surcamos. Ninguna casa será acogedora por tener un barroco ventanal ni delgados muros pintados de un relajante color pastel. No sería bueno fiar nuestra suerte a lo que sólo es ornamento y olvidar la calidad de los cimientos y la solidez de la estructura. Unos pilares bien armados y un trabajo hecho a conciencia se hace imprescindible para asentar las bases de lo que luego queramos decorar.

Acordaros cuando lleguen los comienzos de que es tan importante lo de dentro como lo de fuera, saborear y alimentarse, la calidad y la belleza, la fiabilidad y el estilo, lo peremne como lo caduco.

¿o acaso ya oelvidaste cuando tu madre, de pequeño, te contaba el cuento de los tres cerditos y el lobo?

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

2 comentarios en “miércoles, semana 37, año 2014”

  1. Hay relaciones que matan y otras que no dejan vivir, dejemos que ambas descansen en paz.
    existe vida despues del amor, mucha vida.
    Carmen Posadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s