¡cuánto tiempo!


13 de agosto de 2009

Y no sé por qué, en esta mañana donde la vida sigue ahí fuera, donde la calle resopla su mundanía al otro la do de una ventana abierta, donde la habitación en penumbra me refleja en un espejo tan irrespetuoso que me mira fijamente a los ojos. En esta mañana, vino a mi mente el tarareo de esta canción.

Durante años fué una de mis banderas, durante años la he tenido olvidada. Curioso el juego que la mente hace en la selección de recuerdos. Quizá sólo elige los necesarios para sobrevivir y aparca los que ya no son útiles pero otro día, en otro lugar y momento, volverán a serlo. Tengo en mis labios un nombre reciente y uno antiguo, pasado y futuro reniegan de este presente, porque lo que hoy quiero es mirar a los ojos a ese espejo para vestirme adecuadamente por dentro y por fuera. Después, quizá salga a pasear entre los espejos que no me miran porque sólo caminan por las aceras cabizbajos esquivando mierdas de perro. Quizá sea por eso que tengo tan buena suerte, yo las piso todas.

Mi canción, un regalo que te dejo robar si me prometes que la cantarás pensando un poco en mí

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

1 comentario en “¡cuánto tiempo!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s