diálogos a través de la fe y la razón


jueves 27 de agosto de 2009

Así lo resumía Pascal:

“Prefiero equivocarme creyendo en un Dios que no existe, que equivocarme no creyendo en un Dios que existe”. Porque – añadía, haciendo gala de su habitual pragmatismo de científico – si después no hay nada, evidentemente nunca lo sabré, cuando me hunda en la nada eterna; pero si hay algo, si hay Alguien, tendré que dar cuenta de mi actitud de rechazo.”

Así lo resumía Kurt Spinozza

“En ese caso, harías bien en preocuparte por las sagapandras que en la noche llegan hasta los dormidos para comerles lentamente el corazón en una muerte atroz. Yo también prefiero equivocarme creyendo en ellas, porque si no existen, no me pasará nada aunque crea, pero si existen y no creo en ellas, moriré con gran sufrimiento.

… y no te hablo ya de los puenzavigos que aparecen en las noches sin luna y roban nuestras mentes….

Con tanta preocupación, no llego a pensar en dios.”

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s