Cumpleaños Feliz


Y me regalaron discos y ropa, incluso un separador personalizado. Pero por encima de todos los halagos, cumplidos, felicitaciones, cariños y buenos deseos, hoy tengo todavía en mis manos un pequeño tesoro.

Un libro en blanco.

Mis dedos se deslizan suavemente entre sus hojas, como tratando de memorizarlo. Lo acaricio para que forme parte de mí y sea tan fiel a si mismo como a mi alma retorcida, tan secreto que sólo pueda abrirlo quien se atreva a conocer todos los misterios que guarde. De lo que él escriba, no podréis ser testigos, será aún más oscuro y directo de lo nunca fue este blog y tendrá como objetivo recordar que el Infierno y los cielos que habitamos no son lugares diferentes si no juegos de luces dentro de una habitáculo creado para un yo que todavía no sabe reconocerse.

Os robará protagonismo y, en ocasiones os silenciará. Dormirá junto a besos esperados y bisturís que operan a corazón abierto. Será el traje de camuflaje con el que pasar desapercibido.y el tesoro enterrado que espera ser descubierto un día.

Contiene una dedicatoria y un prólogo.

Ahora, tienen sentido otras palabras de Borges

:Quizá en la muerte para siempre seremos,
cuando el polvo sea polvo,
esa indescifrable raíz,
de la cual para siempre crecerá,
ecuánime o atroz,
nuestro solitario cielo o infierno.

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s