Mundos de Yupi


Estoy empezando a pensar que hay muchas tonterías que ocupan mi vida y muchas cosas interesantes que estoy dejando afuera. En muchas ocasiones miro atentamente el mundo que ahora mismo vivo y tengo la sensación de que está dividido en dos partes:

Por un lado  están los mundos de Yupi. Lugares idealizados por encima de la vida real. Son como pequeñas burbujas individuales que se buscan unas a otras y flotan por encima de toda aspereza, de toda dificultad y de cualquier aspecto que se oponga al único fin deseable que es la felicidad. Son espacios y tiempos de proclamas sociológicas y espirituales, donde todos tiene claro qué es lo positivo y qué lo negativo, donde nos inundan con recetas tan repetidas como las letras de las canciones que siempre hablan de amor, donde se detecta con claridad que no existen ni ideas propias ni capacidades para expresarse. Es el mundo global en el que todos piensan lo mismo y se sienten guiados por Coelho’s, Bucay’s y gurús espirituales de todas las gamas. Son los mundos de los buenos días pegajosos que resuenan en ecos de patio de colegio…Buenos días, buenos días, buenos días, buenos….. Donde el amor es el príncipe encantado que todos esperan y nunca llega y dónde el sexo está maldito si no está ligado al hombre y mujer de tu vida, aunque luego ellas se coman pollas como ollas y ellos pretendan follarse cada noche a tres para abandonarlas después.

Pero por otro lado, están los mundos en los que las personas piensan y sienten como seres humanos reales. En donde expresan sus pensamientos con la crudeza del dolor que viven y la alegría de quien, de cuando en cuando puede sentirse orgullos del camino recorrido. Este mundo está plagado de historias que conmueven, de ideas interesantes de experiencias intensas regadas por fracasos y aciertos, dudas y riesgos. Es el mundo de las aficiones y atracciones concretas, el mundo que te hace amar la música, la literatura, la escritura, los cuadros el sexo, o el amor. El mundo que te sorprende y te invita a subir esa escalera que te lleva a una nueva planta que antes no habías descubierto. Mundo de frases con sentido que te llevan a reflexionar y que aplaudes porque inciden en tus preguntas o coinciden con las respuestas que ya tenías.

Existen estos dos mundos. Coexisten y te ofrecen dos caminos diferentes.

Y entonces es cuando me pregunto. Si soy capaz de tener esta idea tan clara ¿qué es lo que me lleva a desviarme de mi camino?

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s