Tres formas de caminar


12 de junio del 2010

Caminaba mirando con atención el suelo que pisaba. Pensando en cada paso que debía dar y la forma de evitar un tropiezo. La atención extrema, la cabeza baja, el paso lento. Y con su corto caminar, cuando llegó su hora, mucho era el camino que le quedó por recorrer.

Caminaba erguida la cabeza, la mirada alta. El horizonte lejano marcaba su destino. Su esperanza: llegar lejos. Cuanto más. Cerca de la utopía. Y su mirada nunca fué capaz de evitar el tropiezo del camino. Su tiempo pasó mientras caía y volvía a levantar.

Caminaba escarmentado, balanceando la cabeza arriba y abajo, abajo y arriba. Precavido y esperanzado, ojos puestos en todo, ansioso y prudente. Y llegó hasta su fín. Pero fué vana su arribada, porque su mochila estaba vacía del camino.

(De una canción de Silvio Rodríguez)

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s