Rumbos de adioses


El sol faltó a la cita,

nubes altas lo estorbaron.

El viento azotó los silencios

El gris cubrió  el camino del arco iris

Mis ojos midieron el horizonte

en busca de rumor de tu pasos.

Escuché el susurro del bosque

Imperturbable sin tus latidos.

Pero no estas aquí

Tus velas izadas surcan el mar

marcando diferente  rumbo.

Tus naves rinden proa al sur

rolando vientos divergentes.

Nos unieron los alisios de las montañas

La primavera vio despertar nuestras flores,

reímos bajo las estivales estrellas,

saboreamos los cálidos atardeceres

Pero han llegado los colores ocres

Y a nuestro otoño no le alcanzan las pasiones

Hojas secas cubren nuestros pies,

crujen con el adiós de las despedidas,

y gimen con lagrimas de lluvia.

Buen viaje navegante

Tierras lejanas te acogen,

sures de la Rosa de los Vientos

Ellos traerán tus nuevas a mi montaña.

Y allí, cuando me repose en la neblina,

pensaré en los tiempos vividos.

Agradeceré tus desleídos poemas.

Los colocare en el marco del ocaso

junto a las bellas constelaciones contempladas

Y miraré de nuevo al alba rosada

Y brindaré por los nuevos amaneceres que espero

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

1 comentario en “Rumbos de adioses”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s