La magia y el vivir


Entráis a ver el espectáculo y al cruzar el patio de butacas, olvidáis que hay un decorado construido para la escena, que luces y sonido se han creado para dar el entorno adecuado a la historia que os van a contar. Qué es un actor el que la narra y que todos los personajes fueron creados por el autor para convencerla de que es real lo que os están contando. Durante la representación vivís la historia, la hacéis vuestra y deseáis un final feliz que rara vez llega.
Salís de nuevo a la calle, después de haber soñado un rato, sin ser capaces de entender qué hace tan difícil unir lo real de lo imaginario, vivir una vida igual a tus historias soñadas. Y tornais a lo marrón de lo cotidiano, al barro pegado a las suelas de unos zapatos que sufren el arrastrar de los pasos. Tan solo queda esperar a un nuevo autor, otro escenario, otro relato, luces sonidos y un actor que los haga de nuevo verdad.
Necesitáis soñar porque no sabéis vivir
Como dice mi amiga:
@lavidaincurable: Cuando la magia se desvanece salen a la luz los trucos.

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

1 comentario en “La magia y el vivir”

  1. Es cierto… sin algo de magia, ilusión, soñar despierto… si se acaba todo eso… que nos queda? Trucos??? no la realidad cruda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s