Centrismos


Paseas por las cuatro dimensiones que gobiernan tu universo con el convencimiento de que las dominas a la perfección. Crees conocer el punto exacto en el que te sitúas y él momento determinado en el que lo ocupas. Sientes que todo es control bajo tus pies. Y olvidas que tus pies pisan sobre un planeta que órbita a una velocidad de 108.000 kilómetros por hora alrededor de na estrella que se mueve, a su vez a unos 792.000 km por hora alrededor del centro de la galaxia. Todo es relativo respecto de algo. Y no hay ningún punto en el Universo que pueda ser tomado como el centro de todas las cosas. Y esto no es filosofía sino una realidad física que debería hacerme pensar en ello un poco más. Si el egocentrismo y el heliocentrismo fueron superados con grandes dificultades, éstas no son nada comparables al egocentrismo en el que nos parapetamos.

¿Por qué he de considerarme, entonces,  el centro  de todo lo que me rodea? ¿por qué valorar aquello que nos afecta solo en relación a nuestros parámetros? ¿Por qué tomar un punto de referencia determinado y despreciar otros?

Quizá la única razón sea mi propia debilidad y la necesidad de aferrarme a algo que pueda controlar. Quizá no sea capaz de comprender todos los puntos de vista, sus interrelaciones, las contradicciones y las inconsistencias que los componen. Es posible que no pueda construir nada partiendo de todo. Puede que sea más sencillo elegir uno que sirva de inicio del camino antes que darle vueltas a tantos que nunca se podrán abarcar y que se anulan entre sí y me anulan a mí.

No trato de ser capaz de comprender todo el espacio ni todos los tiempos que se pueden habitar. Ni siquiera aspiro s compartirlos o comprenderlos. De todos ellos, escogí uno y construí un universo al que hacer habitable.

Y hay teorías que explican que hay otros Universos y que son paralelos. Puede que sea cierto. Pero al fin y al cabo ¿qué más da si no vamos a habitar más que el nuestro? Hagamos pues lo necesario que sea el mejor sitio para vivir

http://youtu.be/OAVFlaoWCdA

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s