Me echo de menos


En ocasiones, desde este rincón, pienso en tí. Sé que también estás mirando esta pantalla y que me buscas en ella.  Echas de menos que aparezca un texto nuevo, un relato, una poesía o siquiera un lamento. Echas en falta el contacto con el submundo que suele reflejarse en ellos.
La superficie la conoces bien, la tienes a tu alcance cada día e incluso me dirás que la disfrutas. Me escuchas a menudo hablar de lo que acontece, de lo diario, de mis tareas, de los asuntos que requiere atención, de mis aburrimientos y mis diversiones. Pero sabes que hay más intensidad en lo que no aflora. Que el estado de ánimo verdadero flota en la soledad de un sofá y se vomita sobre el teclado de un portátil a las horas en que ningun calmante es efectivo para paliar los dolores del alma. Y creo que para mí también es una forma de comunicarme contigo. Un modo de decirte aquello que hace unas horas no podría fabricar con palabras, una manera de prender la válvula de escape que despresura esta mente que no puede reducir de otra forma su actividad incansable.
Por eso, seguramente, muchas noches, me siento aquí pensando en como contarte lo que, antes, mientras hablábamos no te quise decir.
Estos relatos nos han acompañado siempre. He sentido tu compañía en ellos y te he erigiste emisario de mis ideas ocultas. Juntos hemos decorado con estas palabras los objetos que nos rodeaban. Hemos descrito a los que queremos y los hemos convertido en personaje de cuentos o hérores de leyendas que todavía no habían descubierto. Describí universos que tú pintaste sobre paredes y recolectaste sentencias que sellaron las piedras que sirvieron de guía en el sendero de otros.
Relatos que nos acercaron y nos hicieron crecer. Textos que fueron cimientos de lo que ahora tenemos construído. Pórticos hacia nuestros sótanos por los que resulta dificil transitar.
-Te echo de menos allí- me dijiste un día mientras escrutabas mis ojos-
Y yo no pude menos que darte la razón.
Porque yo también me echo de menos aquí.

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s