Miedos espontáneos


El único peligro de la felicidad es empezar a dudar de ella. Al igual que sucede con nuestro sentido de ser propietarios, nadie puede temer perder aquello que no posee, cuando consideramos que es nuestro empezamos a sentir el temor de que no lo quiten.

Luchamos mucho por conseguirlo y somos conscientes de que tan sólo es una pequeña parte del trabajo. El mantenimiento, la renovación, es una segunda parte de la tarea de construirlo. Lo estático se desgasta y conviene renovarlo, ampliarlo, mejorarlo de manera que sea una continua novedad la que nos permita continuar con frescura y apasionamiento. De lo contrario, igual que el moho o el óxido, el tedio y la monotonía se instalan cangrenando los cimientos y debilitando los muros aparentemente más sólidos.
Pero hay ocasiones en que el edificio construído está en perfecto estado. Luce su fachada brillante, goza de cimientos arraigados y los servicios e instalaciones funcionan con seguridad y comodidad. Todo está perfecto y sin embargo….
El miedo es un misterioso caballero que se instala en los más intrincados pliegues de la mente. Es un fértil autor de cuestionamientos gratuítos y una gran capacidad para escribir historias construidas con argumentos desdibujados unidos con pegamentos de yocreo y meparece.
Si ese es el camino escogido. Si se fomenta la duda en detrimento de la seguridad, las creencias y los pareceres frente a las realidades existentes, estamos comenzando a caminar por un dificil sendero que bordea el precipicio. Es un camino estrecho que no permite dar la vuelta y que nos condena a la desconfianza permanente.
Hace tiempo que decidí no jugar a esos juegos. Ni por iniciativa propia ni a propuesta ajena. No soy atacante ni defensor de lo que es evidente y se demuestra por si mismo. Esos rompecabezas no me competen aunque no podré evitar que me afecten. Y si lo hacen, no será por decisiones mías. Y no será mi responsabilidad

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

4 comentarios en “Miedos espontáneos”

  1. Sin embargo hay gente a la que le encanta bordear esos precipiios, su juego es sembrar dudas, vivir en los constantes clarooscuros que proporcionan los silencios medidos y las frases inacabadas. ¿Cierto Kurt?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s