Amo disimulado


Me acerqué al mundo de la dominación por curiosidad. Todo lo diferente me atrae y las preguntas que nacen siempre buscan las respuestas más solventes. Para cuando empecé a conocer historias y personas, descubrí que la dominación tiene diferentes vertientes que utilizan herramientas distintas para disfrutar gustos y pasiones. Incluso encontré que yo mismo era ya un dominante y ejercía el poder sobre mí sumisa aunque ninguno de los dos hubiéramos bautizado nuestra situación. Fue entonces cuando pensé que, ya salido del armario, cabía el buscar el camino para involucrarme en los estándares de esta vida. Encontré nueva sumisa y herramientas para su desarrollo. Pero fue un error.

Reconozco que no disfruto con las sesiones, que no necesito látigo, agujas, cuerdas o máscaras. Que me basta con la actitud, con el gesto, con al devoción. Y que, con esos mimbres, aunque sea vestido de seco vainilla, desarrolló. O papel de Amo con la intensidad debida y la obediencia y fervor que nacen de la consciencia absoluta de la entrega de una al otro.

Fue entonces cuando deshice camino, liberé docilidades y regresé a ser lo que era: un Amo disimulado

 

Autor: Kurt Spìnozza

un caminante a la búsqueda de caminos en los que encontrarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s